5 errores graves que cometes al limpiar tu piel

Creo que a estas alturas ya tienes claro que es importantísimo limpiar la piel del rostro ¿o no?. Si no lo tienes tan claro es que no me has leído lo suficiente, ya que es mi mantra en cada artículo. Pero … ¿sabes cuándo y cómo hacerlo correctamente?

Los residuos que produce nuestra piel, la polución, el maquillaje, los tratamientos que nos aplicamos … todo se va depositando sobre el estrato córneo.  Y si no lo limpiamos adecuadamente en forma y frecuencia, puede dar lugar a desequilibrios indeseados que apreciarás en forma de poros obstruidos, sequedad, exceso de grasa, irritación, falta de luminosidad …

Todo lo que luego quieres solucionar con cremas, posiblemente lo habrías evitado con una buena limpieza

Habitualmente pensamos que lavando la cara con agua cada mañana es más que suficiente para solucionarlo. Nada más lejos de la realidad. Lavar la cara con agua no implica limpiar (tampoco limpias la sartén solo con agua ¿verdad?) Y no es el único error. Seguro que te apuntas alguno de los que vienen a continuación …(bueno, ojalá que no:-)

Errores al desmaquillarte - Foto para Vogue China

Fotografía de Cuneyt Akeroglu para Vogue China Junio 2016

01 | Te limpias el rostro las noches impares

La rutina es tu mejor aliada. No vale llegar a casa a las tantas e irte directamente a la cama. Lo siento pero has de pasar antes por caja y pagar el peaje de haber salido impresionante a cenar. Tu piel también se merece dormir a gusto. Y no solo cuando te maquillas. Es algo que has de hacer  C-A-D-A noche, aunque ese día hayas estado la mar de natural (la polución ya se habrá encargado de que no sea así). Piensa que para que los productos de cuidado facial penetren bien, han de hacerlo sobre una piel limpia.

02 | Y lo lavas los días pares

Es cierto que la mayoría de nosotras nos lavamos la cara con agua por la mañana, principalmente para despejarnos. Pero también es cierto que el agua no es la mejor aliada del rostro pues suele provocar sequedad. Lo que sí está claro es que es muy importante limpiarlo cada mañana y eliminar todos los potingues (buenos, por supuesto) que nos pusimos en nuestra piel la noche anterior para que hiciesen su efecto restaurador. Así los nuevos potingues que usemos por la mañana penetrarán la mar de bien sobre una piel, de nuevo, limpia.

03 | Quieres lavar tu cara como lavas tu ropa, a 90º

Si utilizas agua para aclarar, ésta no puede estar ni muy caliente ni muy fría. Lo adecuado es usar agua templada, ya que con temperaturas muy altas o muy bajas corres el riesgo de que se rompan los capilares y aparezcan rojeces. Y por supuesto, debes lavar tus manos antes de llevártelas a la cara, además de tomarte tu tiempo para limpiar cada recoveco del rostro. Las aletas de la nariz, los pliegues de las arrugas, la línea del cabello o de la mandíbula suelen ser los grandes olvidados.

04 | Restriegas la toalla por tu cara como si fuera lija

Secar no significa frotar. Tal vez pretendes que lo que no ha salido con el producto de limpieza salga a la fuerza con la toalla. Craso error. Conseguirás que tu piel proteste, y ¡fuerte! Lo mejor es usar una toalla suave y única para el rostro (y ¡limpia!). Seca presionando delicadamente sobre el rostro, sin arrastrar. Es más, si dejas la piel sin secar al 100%, la crema hidratante penetrará muchísimo mejor.

05 | Usas cualquier jabón lagarto que tienes a mano

Escoger el producto adecuado para limpiar la piel es tan esencial como cualquier otra rutina de belleza que tengas. Gastarte un pastón en antiarrugas, hidratantes o serums servirá de poco si desequilibras el manto lipídico por usar limpiadores demasiado agresivos. Y si los eliges demasiado suaves, me temo que será como no usar nada.  Elige uno adecuado a tu tipo de piel y realiza una doble limpieza aplicándolo en círculos.  La primera quitará las impurezas de la superficie, la segunda se asegurará de que los poros quedan limpios. Y si no es mucho pedir, usa un tónico para calmar y reequilibrar el estado de tu piel, además de garantizarte que no quedan residuos del limpiador.

¿Me harás caso?

Foto portada | Remi&Kasia

Anuncios