¡Maldita celulitis! ¿Cómo le doy esquinazo?

¿Eres mujer y mediterránea?  Pues levanta la mano si no tienes celulitis. Es que acabaré antes contando las que NO frente a las que SI. Estrógenos y raza caucásica (menos cuanto más al norte y más cuanto más al sur) son dos factores que influyen en la aparición de celulitis.

Pero espera, que hay otros 3 factores que influyen inexorablemente en que puedas ganar el premio gordo (nunca mejor dicho!):

  1. Esos estrógenos que fundamentalmente tenemos las mujeres pueden alcanzar cotas mayores en la pubertad, embarazo o menopausia. Así que no cantes victoria si eras de las que te habías salvado porque todavía puedes conseguirla.
  2. Alteraciones de origen endrocrino o metabólico como la diabetes, el hipotiroidismo, transtornos hepáticos o disfunciones hipofisarias también te predisponen a la celulitis.
  3. Y heredar. Sí, ojalá fuera una casita en la playa o el collar de perlas de la abuela, pero hay progenitores que prefieren darte algo más pegado a la piel. Ya podía ser de esas herencias que puedes rechazar por no poder pagar los impuestos.

En fin, con esta introducción ya tendrás claro que las posibilidades de librarte de ella al nacer eran realmente escasas, así que deja de lamentarte y abandera la lucha allá donde te deja la naturaleza.

Pero antes que nada, una reflexión profunda que te abrirá los ojos como platos ante la realidad de lo que puedes hacer y lo que no para combatirla:

Ni dietas milagrosas, ni cremas ultrasónicas, ni curas caseras para eliminar la celulitis de forma rápida, sin esfuerzo y para siempre, ni siquiera aunque practiques el liposuccioning. Todo lo que se podía decir de la celulitis está prácticamente dicho .. por lo que si ya has leído mucho sobre el tema puedes saltarte este post (bueno, me refiero a si has leído mucha info rigurosa, porque si sólo has leído posts que dicen tener la cura, entonces léeme!)

5 tips PARA evitar la celulitis

Después de conocer los factores sobre los que no podrás incidir, debes saber que hay otros factores evitables que provocan celulitis y que los consumes como si fueran pipas. Todo aquello que aumente el nivel de tus estrógenos, acumule toxinas en tu organismo, aumente la formación de radicales libres, provoque vasodilatación dificultando la circulación o destruya fibras de colágeno será tu enemigo mortal. Así que a partir de ahora debes…

  1. Abandonar el consumo de tabaco (si no lo habías hecho ya) porque entre la celulitis, los pulmones y el precio del tabaco, no hay excusas para seguir con ello, y de paso reduce la sal ( no se trata de banearla de tu dieta) si no quieres decir aquello de retengo líquidos.
  2. Algo que te va a doler más que lo anterior: ni prendas ajustadas ni tacones altos (+4cm), o tu sangre no volverá a la casilla de salida fácilmente.
  3. En invierno huye del exceso de calor (calefacción) y en verano huye del exceso de sol, o los radicales libres se encargarán de destruir tu colágeno además de otras mil cosas.
  4. Relájate, duerme bien, el estrés y la ansiedad no le sientan bien a tu celulitis, como tampoco el estreñimiento. Y ni estés mucho tiempo sentada ni de pie.
  5. Y por último, ojito con los anticonceptivos orales, porque disparan tus estrógenos y a estas alturas ya te queda claro que celulitis y estrógenos son amiguísimos.

Mejorar la celulitis 1

Si no has conseguido mantenerla alejada de ti, ahora lo que puedes hacer es mejorar su aspecto, porque repito, la celulitis cuando llega es para quedarse (hasta que algún alma caritativa – o cerebro privilegiado – quiera encontrarnos la forma de echarla), pero también digo, mejorar, claro que puede mejorar!!

  1. Lo mejor es una buena alimentación: Mucha fruta, verdura y fibra y poco alcohol, azúcares o grasas. Conseguirás combatir los radicales libres y mejorar el tránsito instestinal. Además conseguirás mantener un peso estable evitando nuevos adipocitos que se unan a la fiesta.
  2. Ejercicio físico, pero de verdad. No el de septiembre, enero y junio, sino el de 365 días al año. Sólo puede quedar uno, y mejor que sea el músculo y no los adipocitos. Además mejorará tu circulación y esto te gustará, es DETOX. Vamos, más fashion, imposible.
  3. Bebe agua, tanto como litro y medio al día (y más cuando hagas el punto 2). Tu piel te lo agradecerá.
  4. Masajes. En la ducha, en seco, en pareja, en solitario, en cabina … Opciones mil, beneficios también. Siempre realízalos en círculos y de abajo arriba. Y se suave, quieres mejorar la circulación, no arrancarte la piel.
  5. El que más nos gusta y donde nos gastamos el sueldo: cosméticos y nutricosméticos. Y todo porque pensamos que la felicidad se compra. Pues no señoras! La felicidad NO se compra! (al menos de momento). Si, ya sé que toooooooodo lo anterior (los 5 puntos para evitarla y los 4 para mejorarla) es muy sacrificado, pero si no ponemos en práctica todos esos puntos + este bendito 5 – y en práctica significa por un buen periodo de tiempo (meses en plural) –  NO vamos a tener resultados. Así de claro.

Si llegados a este punto, empiezas a convencerte de que luchar contra la celulitis es una carrera de fondo, entonces estás invitada a leer algunos próximos post sobre buenos ejercicios, buenos masajes, buena alimentación y buenas (las mejores) cremas y nutricosméticos anticelulíticos.

Anuncios