Serums, ¿para qué os quiero?

¿Qué tiene el serum que no tenga mi super crema hidratante o mi antiedad? Digo yo que si son tan potentes, ¿para qué voy a usar la crema de noche… ? Me pongo el serum y sanseacabó. Porque … caro es un rato, ¿no? Y ya puestos, a ver …¿qué milagros hacen? Además, NO tengo TIEMPO para aplicarme taaaantas cosas… y seguro que rebuscando, algo malo tienen.

serums

¿Qué tiene el serum que no tenga mi super crema hidratante o mi antiedad?

Tener, tener, tiene una alta concentración de activos que tu crema antiedad ni sueña, como tampoco sueña poder llegar a las capas más profundas de tu piel. Y por definición (o formulación) tienen un acabado no graso que se absorbe en un plis-plas. Así penetran con facilidad y te permiten aplicar tus cremas habituales inmediatamente después.

7 ventajas de un serum

Digo yo que si son tan potentes, ¿para qué voy a usar la crema de noche … ?

Pues sí, potentes son un rato, pero me temo que no son dioses. ¿Conocéis ese dicho de quien mucho abarca poco aprieta? Bueno, pues los serums aprietan muchísimo porque están muy concentrados en mejorar una cosa y sólo una, pero no abarcan todas las necesidades diarias que tiene nuestra piel. Más que nada porque al tener una concentración tan alta, han de usar pocos activos. Por ejemplo, si usas el serum por la mañana, este no contiene SPF ni la hidratación necesaria para funcionar como una barrera frente a los agresores externos ( a menos que estés usando un serum específico de hidratación). Y si es por la noche … pues dependerá del tipo de piel que tengas. Si tu piel es mixta o grasa podrías usarlos solos, aunque la recomendación siga siendo poner después una crema que actúe de manera global y a largo plazo. Si tu piel es más bien seca, requerirás sí o sí de una crema posterior que la deje confortable.

Caro es un rato, ¿no?

Desde luego no hay sueños baratos, y los serums prometen acabar con las arrugas, la flacidez, la deshidratación, la falta de luminosidad, las manchas, el acné… ¿sigo? … el daño solar, hasta el estrés (facial, se entiende). Además nos ofrece resultados visibles y en menos tiempo. Está claro que todo eso no tiene precio. Contienen como mínimo el doble de activos (a veces mucho más) que las cremas globales y conseguir un vehículo que llegue a las capas más profundas de la piel requiere de mucha investigación. ¿El plus? Piensa que sólo necesitas aplicar 2 o 3 gotas, con lo cual debería cundirte mucho más el botecito.

¿Qué milagros hacen?

Bueno, no son agua bendita envasada pero sus concentrados están ahí para luchar codo con codo contra lo que tú hayas decidido que es tu mayor necesidad. Y es que no todos los sueros son únicamente concentrados antiedad. Pueden reafirmar, luchar contra las manchas, devolver la luminosidad, reparar el daño solar, actuar contra la deshidratación …

Tipos de serum que existen

NO tengo TIEMPO para aplicarme taaaantas cosas…

Esa es la mayor ventaja del serum: al absorberse tan rápido, te permite aplicar inmediatamente después cualquier crema de tratamiento que uses habitualmente. Si es por la mañana la hidratante, si es por la noche el ANTI – antiedad, antimanchas, antiacné … o lo que sea.

Ahora, es importantísimo que lo apliques cada día sobre la piel bien limpia (y no me refiero al lavado matinal de agua fresca). Eso quiere decir que si en tu rutina diaria -mañana o noche- no está la de usar un producto específico para limpiar tu piel… Houston, tenemos un problema. En ese caso, te recomiendo que lo uses sólo por la noche (es cuando las células aprovechan mejor su tiempo y por ende,  cualquier producto), y que si no limpiabas tu piel a diario antes de acostarte, empieces primero con ese hábito antes de introducir el serum. La rutina de cuidar la piel debe ser diaria, y si no lo haces a diario no compres productos porque malgastarás tu dinero. Ya se encargará tu piel de exigírtelo, ya…

Y seguro que rebuscando, algo malo tienen

¡Qué lista! Pero va a ser que de momento no hay nada malo en ellos si los usas correctamente, así que aquí van unas notas que debes tener en cuenta antes de comprarlos y aplicarlos:

  • Serum y suero es lo mismo. Por si te quedaba alguna duda.
  • Lo mejor es usarlos a partir de los 30 (aunque la mayoría los compra a partir de los 45 – vamos, cuando ya no nos queda otro remedio…) o antes si viviste la vida loca.
  • Recuerda aplicarlo siempre después de limpiar la piel profundamente, y antes de la crema habitual que uses. Si no, no conseguirás que penetren los activos como deben. En el primer caso porque los poros sucios te lo impedirán. En el segundo, porque la capa protectora de la crema habitual lo impedirá. Se que me repito, pero es importante.
  • Y te recomendaría que lo apliques con un ligero-suave masaje para que penetre rápido y no se quede en tus dedos. Aplica unas gotas en frente, mejillas y barbilla. Extiéndelo con movimientos largos y ligeramente ascendentes, del interior al exterior del rostro.
  • Evita siempre la zona de los ojos – a menos que sea uno específico para ojos-  y deja que se beneficie el cuello y el escote.
  • Aunque los sueros en general tienen una base acuosa, existen algunos con base oleosa que son más ricos y por lo tanto nutren mejor las pieles más secas. Abstenerse pieles con tendencia grasa.
  • El serum despigmentante puedes también ponerlo sobre las manchas de las manos y escote. Pero algo fundamental, si usas este suero, nunca, nunca, pero nunca, olvides usar después un protector solar, o conseguirás el efecto contrario.
  • Si el serum tiene retinol, úsalo sólo por la noche.
  • Si te preocupa tu piel sensible, que sepas que la mayoría de los sueros no incorporan perfume. Aunque es verdad que la alta concentración de activos puede llegar a irritar. Para prevenir, hay marcas que realizan sueros especiales para este tipo de piel.
  • Es más prudente usar el serum y la crema de la misma marca, a fin de evitar que los activos de uno y otra puedan ser incompatibles.
  • Una vez que has averiguado que S.O.S. estaba pidiendo tu piel, y que has decidido auxiliarla con un serum, no olvides usarlo a diario. Por pedir, mejor 2 veces al día, mañana y noche. Si no puedes, elige entonces la noche. Así puedes sorprender a tu espejo por la mañana:-)

¿Y tú … ya usas algún serum? ¿te va bien? Cuéntanoslo!

PHOTO: LookBooks

Anuncios